07 abril, 2014

Camina rápido. Corre lento

Os explico la frase que he puesto antes en facebook. 



Como os decía, hoy me ha venido a la cabeza una reflexión que se resumen en la siguiente frase "Camina rápido y corre lento". 

Voy a tomar esta frase como máxima en mi vida al menos durante un tiempo... hasta que encuentre una mejor básicamente jaja. 

Se puede tomar en sentido literal. Son muy pocos los que pueden caminar y correr rápido durante mucho tiempo. Se acaban cansando y necesitan parar. Incluso los mas entrenados, cuando llevan mucho tiempo corriendo rápido se fatigan y deben parar... y durante un tiempo se los podría comer hasta un caracol con su pequeña rádula. La evidencia es que  las pruebas de mayor velocidad del mundo suelen ser muy de pocos metros de distancia. Llegan rápido... pero no llegan lejos. 

Sin embargo el que camina rápido suele tener fondo y cuando corre lento aguanta mas tiempo. Posiblemente aguante mas tiempo y cuando tenga que parar no se encuentre tan fatigado. Ha llegado lejos, en mas tiempo, pero ha llegado lejos, puede seguir y andará pisando fuerte. 

En un sentido mas figurado me estoy refiriendo a las carreras profesionales. 

Hay gente que comienza rápido, avanza muy ligero y con paso firme... pero nuevamente son muy pocos los que pueden aguantar este ritmo y antes o después se acaban cansando. Este tipo de gente consigue metas muy rápidamente y van por delante de todos y por encima de la media. Nadie puede dudar que son buenos. Pero pasados los años, los éxitos, los sucesos y experiencias la mayoría cae en la cuenta de que ha llegado demasiado pronto a la meta... y después de la meta no hay nada mas que eso, estar en meta... esperar si acaso a que lleguen los demás. No me cabe duda de que en algún momento te fatigas y, o bien no sigues porque no puedes... o porque no quieres. 

Sin embargo si caminas lento, si en los momentos lentos de tu vida en los que no hay mucho que hacer te esfuerzas y caminas mas rápido, seguro que vas obteniendo pequeños éxitos y bagaje. Un fondo de vida que te vendrá muy bien luego. Cuando estés en esos momentos de tu vida en los que parece que nadie espera gran cosa de ti, anda rápido y anda cada día. Así, cuando la vida te de un empujón y la tierra parezca girar más rápido de lo normal... tu tendrás un fondo al que agarrarte y correrás lento.. pero correrás durante mucho tiempo. Sin fatiga, con fondo, con seguridad. 

Idem para las situaciones inesperadas. Haz que tu día a día sea un camino rápido. Haz muchas cosas, esfuérzate en los detalles y no pierdas el tiempo. Camina rápido. Si la vida después te da una sorpresa, te dan un premio, te ascienden y de repente tu actividad es frenética... Correo lento. Tomate esas situaciones con calma porque sabes que puedes hacerlo y generalmente no hay prisa. 

Disfruta del camino, las metas son solo una cinta al final... pero en el camino quedan muchas cosas. Camina rápido y corre lento y en promedio habrás sido constante y eficaz. 

Quien supera un Récord Guinness de velocidad una vez en la vida, solo queda anotado en un libro como curiosidad. Quien anda a ritmo contante durante toda su vida, queda como ejemplo para las siguientes generaciones y será inspiración de mucha gente. 

Se aceptan críticas y apoyos a esta pequeña teoría o filosofía de vida (y mejores ejemplos también jaja)

Buenas noches corredores.